Persianas

Persianas: ¿cómo debe ser su reparación?

Como artefactos que están en constante uso, las persianas suelen presentar fallos de manera periódica. En muchos casos se traban, o su mecanismo de manivela o cintas se atasca. También es posible que sus lamas o láminas se rompan. En cualquier caso, es importante que las persianas sean sometidas a un proceso de reparación que las ayude a funcionar adecuadamente.

Si bien cada problema es distinto y tiene una causa particular, existen algunas soluciones generales que ayudan a las persianas y su reparación. Algunas de las más comunes las expondremos a continuación.

Atascos o trabas

Cuando se traban las persianas, su reparación puede realizarse revisando la caja. Al destaparla es posible encontrar la falla debido a que en la mayoría de los casos la cinta o el mecanismo se salieron del orden inicial.  Asimismo, puede ocurrir que la cinta está rota y es necesario sustituirla.

Otra de las razones para que la persiana se atasque es porque alguna de las lamas se movió y evita que el desplazamiento suceda de manera normal. En este caso hay llevar la lama a su estado inicial.

Sustituir la cinta de la persiana

Como se señaló anteriormente, un problema que puede ocurrir es que la cinta esté rota y por ello es necesario cambiarla para que las persianas tengan su reparación.

Lo primero que hay que hacer es abrir la tapa del tambor y sostener el resto de cinta vieja antes de sacarla. Puede utilizarse un clavo o gancho que la sujete. Esto se hace para que la persiana no se desarme por completo.

Luego se tira de la cinta por la parte de abajo con cuidado. Finalmente se introduce una nueva cinta, verificando que entre en las ranuras destinadas para ello. Se tapa el tambor y se prueba.

Cambiar una lama rota

Para cambiar una lama rota con el fin de que las persianas adquieran una reparación efectiva, lo principal es conseguir una que tenga las mismas medidas y características. Posteriormente se procede a destapar  la caja y a sacar los mecanismos inferiores.

Con la persiana extendida se retira la lama que esté rota y se sustituye por la nueva. Por último se arma nuevamente y se prueba.

Otros daños que sufren las persianas requieren de una reparación realizada por profesionales. Esto incluye desperfectos en el motor o mecanismos internos. En caso de que necesites a un personal con conocimiento en todo tipo de persianas, no olvides que en Cerrajeros Económicos Zaragoza somos expertos en este servicio.